El combustible de la educación

Tomamos conciencia del papel que juega la educación en el desarrollo de cada uno de nosotros en determinados momentos de nuestra vida, y uno de los más destacados es la elección de una carrera universitaria. Surge el gran debate entre la eterna duda del quiero y del debo.

En un artículo del doctor Valentín Fuster, afamado cardiólogo y director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiológicas (CNIC), reflexionaba sobre la educación, a la que llegaba a comparar con “el combustible que lo mueve todo”. La educación es el combustible que nos permite movernos a muchos destinos, muy diferentes y plurales. Sin educación es muy complicado tener opciones y se nos acortan las alternativas de futuro.

Una de las herramientas que aporta la educación es el desarrollo del pensamiento crítico que nos permite reflexionar con criterio, ya que tal y  como decía el artículo, “el no reflexionar nos llena de negativismo”. Con esta frase el doctor Fuster hablaba de la facilidad con la que nos creemos todo lo que nos cuentan, especialmente cuando las cosas son negativas. Si no somos críticos para hacer una lectura adecuada, si no disponemos del tiempo necesario y de la energía para reflexionar, seremos víctimas de la queja y del negativismo.

Fundamentalmente, del artículo se podían extraer dos ideas bastante claras. La primera es que cada individuo en su decisión debe escuchar siempre a lo que su fuero interno le diga. Que no se deje llevar por el debe y que escuche qué es lo que quiere. Esto va fuertemente ligado al talento que, descubierto o no, todos tenemos. Ese talento es quien nos debe marcar el camino. Pero siempre teniendo presente que “el trabajo duro gana la batalla al talento cuando el talento no trabaja duro”.

La segunda idea, que a mí me ha ayudado mucho, es que uno no está obligado a dedicar toda su vida profesional a aquello que ha estudiado. No podemos ser esclavos de lo que decidimos estudiar con dieciocho años. Precisamente la educación, como combustible de nuestro desarrollo, nos permite abrir puertas y ventanas a nuevas posibilidades que eran desconocidas para nosotros. El camino de la excelencia requiere de  una motivación permanente, un sentirse eficaz y competente ante los nuevos retos que nuestro camino nos exigirá. Es precisamente por este motivo por lo que, corrigiendo exclusivamente nuestras debilidades, nunca podremos alcanzar la excelencia. Son nuestras fortalezas las que nos permitirán experimentar el éxito y superar, de esta manera, tareas cada vez más difíciles. En este camino que nos lleva a afrontar y superar tareas de mayor dificultad se robustece la autoestima, materia prima de la autoconfianza, sin la cual nada es posible: las personas que dudan de sus capacidades rehúyen las tareas difíciles y nunca llegarán a convertirse en lo que podrían llegar a ser. Dependiendo de cuál sea el concepto que tengamos de nosotros mismos, así construimos nuestro camino y por tanto así labramos nuestro destino.

El gran regalo del ser humano es un cerebro capaz de aprender hasta que muere, y la responsabilidad de cada uno de nosotros es comprometernos con nuestro talento. Solo de esta manera conseguiremos que el aprendizaje nos lleve a lugares que podían resultarnos imposibles, simplemente porque los recursos de los que disponíamos eran insuficientes para poder ver más allá de lo que nuestros ojos podían ver.

 “Lo importante no es el resultado sino cómo cada uno de nosotros nos vamos transformando con el tiempo mientras perseguimos nuestros sueños. La excelencia está en el camino, nunca en la meta; está en saber disfrutar de cada pequeña cosa, y así debe ser el camino de nuestra educación”

Imagen

Anuncios

Agradezco tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s