Epigenética: ¿está todo escrito en los genes?

Cuando mencionamos la frase: “¡cómo te pareces a tu padre!, lo llevas en los genes”, realmente ¿qué queremos decir?, ¿qué es eso de los genes? Los seres humanos somos una mezcla de genes y ambiente. Los aproximadamente 30.000 genes que tenemos constituyen las piezas del rompecabezas biológico que nos convierten en individuos únicos, ya que contienen las instrucciones específicas para realizar todas las funciones de nuestro cuerpo. Situándonos en el origen de cada persona, cuando un espermatozoide y un óvulo se combinan, al comienzo del embarazo, forman células con 46 cromosomas (23 pares) donde se encuentran distribuidos los genes. Cada ser humano resultante es genéticamente único y su diseño está determinado por el padre y la madre en partes iguales, conteniendo lo que se denomina como material hereditario (ADN). Por lo tanto, los genes determinan el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de nuestro organismo, tanto a nivel físico como bioquímico. Evolutivamente, sabemos que nuestros genes han sido la consecuencia de la adaptación de la especie humana al entorno durante miles de años. De hecho, ningún nuevo ser es una copia exacta del original. Se cree que el origen de la especie humana fue en el continente africano entre 60.000 y 125.000 años atrás, con un clima y medioambiente determinados, y hoy nos hemos aclimatado a temperaturas de hasta -40 ºC. Esto se ha conseguido gracias a las mutaciones genéticas ocasionadas por el medioambiente.

Antes se creía que era imposible cambiar el destino escrito en los genes. Hoy, la epigenética (epi significa, en griego, alrededor) nos dice que no somos algo aislado, sino el resultado del diálogo entre lo interno, el genoma, con lo externo, el entorno, es decir, los estímulos externos o influencias ambientales a las que estamos sometidos diariamente. En el siglo XXI, su definición más aceptada es “el estudio de cambios heredables en la función génica que se producen sin un cambio en la secuencia del ADN”. Pero, ¿cómo nos afecta? Lo hace a través de una serie de diminutas pautas químicas que, en función de cosas como la dieta, el clima, las pautas de sueño, el cariño familiar, el tabaco, los estímulos intelectuales, la higiene, las sustancias contaminantes del entorno, el estrés… se pegan o se despegan del ADN, activando o desactivando los genes. Son como puntos, comas, puntos suspensivos o puntos aparte que, sin cambiar las letras, modifican el sentido de la frase. Por ejemplo, esto supone que una persona con un gen que aumenta su riesgo de diabetes en un 50%, puede hacer que ese gen se mantenga dormido si sigue una dieta y un estilo de vida adecuados. Los investigadores se han dado cuenta hace años de que no basta con conocer la secuencia de genes de un organismo para entender cómo funciona. Hace falta saber también cómo funcionan esos genes y qué les hace funcionar de esa manera. Es decir, hace falta conocer los cambios epigenéticos, que hacen que los genes se activen o no. Manuel Esteller, director del Laboratorio de Epigenética del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO, Madrid) explica que “los genes y sus mutaciones son solo parte de la historia del cáncer, la otra parte es debida a cambios epigenéticos”. Estos cambios son los que explican, por ejemplo, que en gemelos homocigóticos (con los mismos genes) uno desarrolle un cáncer y otro no.

El descubrimiento de la epigenética ha abierto toda una nueva área de investigación en el desarrollo de nuevos fármacos. Actualmente, la empresa alemana Epigenomics desarrolla pruebas diagnósticas de cáncer de mama y próstata basándose en la epigenética. Contra los genes no se puede luchar o, al menos, eso era lo que se pensaba hasta la fecha, ya que se pueden evitar enfermedades y, por lo tanto, cambiar el rumbo de su destino a mejor.

Publicado en Diario de Avisos – Principia 8 de diciembre de 2011

Anuncios

Agradezco tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s